Florerias en Tijuana


Mujer trabajadora: 3 consejos para ayudar con el estrés

Ser mujer trabajadora no es nada facil...

Entre la ambición de ser eficiente en el empleo, las horas que pasamos encerradas en un despacho y la gestión de la vida familiar y de la casa, las 24 horas del día se hacen cortas para tantas tareas y preocupaciones. Sin embargo, y sorprendentemente, en medio de tanta locura hay pequeñas costumbres y trucos que puedes introducir para facilitar tu vida y ayudarte a disfrutarla de nuevo.

3 consejos para la mujer trabajadora con familia

  1. Levántate temprano. Ya sabemos que despertarse y levantarse temprano es difícil, pero en el caso de una mujer trabajadora esta costumbre puede traer muchas ventajas. Y no pienses que por despertarte temprano vas a descansar menos. Lo contrario es mucho más probable. Si te levantas temprano puedes aprovechar para hacer tus tareas en casa, arreglándola o adelantando la cena. Así, cuando vuelvas del trabajo estresada ya no tendrás que preocuparte con esas cosas y tendrás más tiempo para relajarte en el sofá viendo la tele o leyendo un libro. Si no te apetece empezar el día arreglando cosas, puedes aprovechar para meditar o hacer un poco de deporte, por ejemplo.La ventaja de levantarse temprano es que estarás creando un hueco de tiempo en el que puedes despertarte totalmente y organizar tus pensamientos antes de meterte de inmediato en la locura de los atascos y las preocupaciones en el trabajo. Empezarás el día más relajada, ayudando a reducir el estrés.
  2. Separa la vida personal y el trabajo. La cabeza de las mujeres va siempre a tope. Incluso si parecemos relajadas o concentradas en algo, en nuestra mente estamos pensando en la familia, en las citas que tenemos que marcar, en la lista de compras del súper, en las cosas que tenemos que arreglar, en lo que vamos a cocinar para la cena, todo va mezclado ahí dentro. Sin embargo, una mujer trabajadora debe ser capaz de separar su vida personal y sus preocupaciones del trabajo, sobre todo si quieres ser valorizada en tu carrera profesional. Puedes ser muy eficiente y buena en lo que haces, pero si siempre miras el móvil, envías mensajes o simplemente llamas a un lugar para pedir cita, esto puede condicionar la percepción que los demás trabajadores y jefes tienen de ti.Intenta antes aprovechar las pausas para la comida o para el café, cuando estés alejada de tu mesa y oficina, para hacer estas pequeñas cosas.
  3. Aprende a decir “no” Una mujer trabajadora es muchas veces vista como una persona más fácil de abordar en el trabajo cuando se trata de pedir ayuda. Ya sea por nuestra simpatía, eficiencia, por ser más amigables o por ser mamás, somos muchas veces la diana de nuestros compañeros de trabajo, tanto mujeres como hombres, cuando estos necesitan apoyo.

Ahora que ya sabes algunos consejos , esperamos que los apliques y te sirvan mucho.


Information

Author

Rosesland

Date

jueves, 25 de noviembre de 2021


Explore all our options