Florerias en Tijuana


Estoy casi 100% segura de que si estás leyendo esto, es porque como yo, eres un amante de las plantitas. Grandes, chiquitas, con flores y sin flores, la verdad es que tener una plantita contigo es muy bueno, y no lo digo yo, lo dice la ciencia también.

El truco está en mantenerlas vivas por mucho, muchísimo tiempo. Si tienes el don, y las plantas crecen preciosas a tu alrededor con solo verlas, o si al contrario, hasta los cactus se te secan, acá te doy algunos consejos para que aprendas como alimentar a tus plantitas y que crezcan hermosas.

Agüita con vitaminas.

Regar las plantas es esencial para que crezcan, y aunque cada una tiene sus especificaciones de riego, a veces hay que ayudarlas un poquito con algunos trucos. El más básico es “nutrir” el agua, ¿y cómo se hace? pues muy fácil, solo necesitas una cáscara de plátano y un litro de agua. Introduce la cáscara de plátano en el agua, déjala por 24 horas en un lugar fresquito, y listo, pasando ese tiempo, riega tus plantas con esa misma agua. Esto les aporta nutrientes como calcio y potasio, que las ayuda a crecer más fuertes.

Tierra poderosa.

¿Tu sabías que la tierra pierde sus nutrientes? pues sí, es que conforme pasa el tiempo, la tierra se va “degradando” y va perdiendo nutrientes que ayudan a la planta. Para que esto no pase, es necesario que mínimo una vez al año le cambies la tierra, y a la mezcla le agregues fertilizante. Aprovecha que cada vez que la cambies puedes lavar las raíces de tu plantita, esto se hace poniéndola en un poco de agua, y dejándola unos minutos, antes de volverla a colocar en la tierra.

Tus propios nutrientes.

El paso final para volverte experto en plantas es hacer tu propia composta, pero no te asustes, es muy fácil. La puedes hacer con cáscaras de plátano, cáscaras de huevito, y los restos del grano molido de café (literalmente el cafecito que te tomas todas las mañanas). Acá te explico como hacerlo: el primer paso es moler las cáscaras de huevo y meterlas un minuto al microondas, corta la cáscarass de platano lo más chiquito que puedas, y revuelve todo eso con el café. Esa mezcla la revuelves con la tierra de tu plantita y listo, vas a ver como crece más sana.

Ahora que ya sabes como entrenar para ser el jardinero perfecto, ¿qué esperas para rodearte de miles de plantitas?


Information

Author

Rosesland

Date

jueves, 16 de septiembre de 2021


Explore all our options