Florerias en Tijuana


  • Empatía: Pensar como ellos lo hacen. Pensar como cuando teníamos su edad, tu ya pasaste por esa etapa y sabes exactamente lo que sienten. Muchas veces nos encerramos a pensar como adultos y se nos olvida que solo son niños, ponte en sus zapatos e intenta entenderlos.

  • Tiempo: Pasa tiempo con ellos, juega con tus hijos todo el tiempo que puedas. Los niños lo que más necesitas y quieren es pasar tiempo con su familia. Busquen actividades juntos, jugar futbol, ver un programa de TV, jugar  con las muñecas, busquen eso que les divierta y los mantenga entretenidos.

  • Apoyo: Apoyarlos y usar lenguaje positivo para su crecimiento y seguridad. Se ha comprobado que el lenguaje positivo es mucho mejor que el negativo, ya que el lenguaje positivo los estimula a seguir haciendo las cosas bien, en cambio el negativo los reprime y les baja la seguridad y autoestima.

  • Afecto: Muestras de cariño todos los días, abrazos, besos o un elogio, un “Te Quiero”, “Buenos días”, “Bonito Día”. El afecto para ellos es una parte muy importante y aunque no lo pidan lo necesitan todos los días.

  • Coherencia: Se coherente en lo que dices y lo que haces, sé el ejemplo que quieres que tus hijos sigan. La infancia es una etapa en la que los  padres son el único ejemplo a seguir de los niños, por eso debes esforzarte a ser el mejor ejemplo para ellos.

  • Paciencia: Debemos ser pacientes y enseñarles a serlo también. Vivimos ajetreados y de prisa y muchas veces se nos hace más fácil gritar que esperar o enseñar, encuentra la paciencia y practícala con tus niños.

  • Comunicación: Escuchar a tus hijos es fundamental para ellos. La comunicación te permite dar y recibir la confianza de tus hijos.

  • Ayuda: Siéntate y ayúdale con su tarea. ¡Ojo! No se trata de hacer su tarea, sino sentarte a su lado para apoyarlo en lo que necesite. Esto le da seguridad y lo estimula a hacer sus deberes correctos y sin distraerse.

  • Comunicacion: Deja el celular, el trabajo, la computadora y todas las cosas que ponen una barrera entre tus hijos y tú, dales el tiempo que necesiten. Ya sea para jugar, platicar o simplemente a la hora de la comida para comer en familia.

  • Tiempo: Date el tiempo para leer un cuento con tus hijos, dales las buenas noches o canta una canción para que se duerman, a veces  esas pequeñas cosas se quedan para siempre en ellos y en un futuro, serán un magnífico recuerdo.


Information

Author

Rosesland

Date

martes, 7 de septiembre de 2021


Explore all our options