Florerias en Tijuana


Los girasoles nos llenan con alegría y optimismo. La flor en sí misma es muy simbólica, lleva la cara del centro de nuestro universo: el Sol, con sus pétalos que simulan los rayos del sol que calientan los cielos y besan nuestra piel. Por tanto, su significado trata sobre el poder, la energía y la positividad.

Buscando la Luz

Lo que nos encanta de los girasoles es como, metafórica y físicamente, están siempre en búsqueda de la luz. Mientras crecen, sus cabezas giran para encontrarse con el Sol en el Este y siguen su camino por el cielo hasta el atardecer. Es por eso que su característico nombre en español, Girasol, se refiere a que la flor "gira al Sol". Esta característica se pierde una vez que la flor llega a su tamaño máximo y la cabeza es muy pesada para moverse.

Pueden significar riquezas falsas

No es sorpresa que el Sol es vital para nuestra existencia. Tanto, que han habido leyendas de dioses de Sol desde el inicio de los tiempos. Y aún así, esto ha tenido sus repercusiones. En Perú, los adoradores del Sol usaban el girasol como símbolo de adoración, y durante el siglo 16, los conquistadores españoles terminaron con la vida de esas personas por idolatría. Por eso, los girasoles no siempre han traído felicidad. De hecho, en la era Victoriana, el girasol simbolizaba falsas riquezas. En 1881, Oscar Wilde fue ilustrado en la revista Punch como un girasol. En ese entonces, fue ridiculizado por ser un "espectáculo andante". Su manera estrafalaria de vestir fue criticada por llamar demasiado la atención.

Las propiedades comestibles y vivificantes de los girasoles

Lejos de ser superficiales, los girasoles han demostrado su energía y poder. No solo se ven espectaculares, fuertes y buscan la luz, son una fuente de alimento y buena salud. Los floretes del disco central caen en otoño, revelando un patrón de semillas de girasol. Las aves silvestres se congregan para disfrutar de esas semillas que son especialmente importantes una vez que el clima se vuelve frío. El girasol puede terminar de florecer a finales del otoño, pero tiene mucho que ofrecernos a nosotros y a nuestro medio ambiente durante los meses de invierno, ya que sus aceites y grasas comestibles pueden formar parte de nuestra dieta diaria y también para la de los animales del campo.

Una flor muy popular

La magia de los girasoles tiene muchas facetas; práctica y simbólica, por lo que no deberíamos olvidar su belleza pura. William Morris puso de moda a los girasoles de nuevo en el movimiento artístico inglés Arts & Crafts en el año de 1870. Su estilo de arte llevó el exterior a los hogares, con sus telas, papeles tapiz y diseños que celebraban la naturaleza. A pesar de su significado Victoriano, un jarrón de girasoles en la mesa de la sala de estar se volvió un símbolo estético de buen gusto.

Cabe mencionar que una de las pinturas más visitadas en la Galería Nacional en Londres es "Los girasoles" de Van Gogh.Parece ser que todos estamos cautivados con la belleza de esta flor y su peculiar habilidad para transformar nuestro estado de ánimo en uno más soleado y feliz. Regalar girasoles garantiza despertar la alegría en el hogar de una persona, dejando abierta la puerta para una actitud más optimista.


Información

Autor

Rosesland

Fecha

viernes, 17 de abril de 2020


Explora todas nuestras opciones