Florerias en Tijuana


La historia nos sacude con datos prehispánicos en donde se involucran sacrificios pan con ingredientes inusuales y mucho amaranto. Pero vemos toda una transformación en la conquista. Sabemos que muchas costumbres se fueron, otras llegaron y algunas se fusionaron para crear elementos que son parte de nuestra vida actual; es el caso del pan de muertos.

Es delicioso y tradicional, dulce, esponjoso y perfecto para las fechas. Lo utilizamos en conmemoración a una fecha importante y también para reunir familias en las noches frías de otoño. Pero ¿por qué comemos pan de muerto?

El pan de muerto comunica una creencia valiosa a través de sus figuras:Es redondo porque nos habla de un círculo que representa un ciclo. El ciclo de la vida; en el que por supuesto se incluye a la muerte, la conexión entre nuestro mundo y el de los “Sin cuerpo”, como lo llamaban los Nahuas.

En la punta, representando un cráneo tenemos una pequeña esfera que decora alegre y sostiene cuatro franjas que simbolizan huesos. Podemos ver estas franjas como decoración, sin embargo, representan “el sabor del difunto”.

También sabemos que estos huesos son cuatro en honor a cuatro Dioses; Quetzalcóatl, Tláloc, Xipe Tótec y Tezcatlipoca. Cuentan que como los conquistadores no aceptaban tal representación, les hicieron creer que representaba la cruz católica y algunas personas consideran esta versión al contar la historia de este delicioso pan.

¿Conocías estos datos, o estás igual de sorprendido que nosotros? ¡Nuestros ancestros tienen mucho que contarnos! Y noviembre mucho pan para saborear.


Información

Autor

Rosesland

Fecha

martes, 3 de noviembre de 2020


Explora todas nuestras opciones